Vivir bien las fases de la vida

Jorge Alexandre Fares

Adolescencia

- Es una fase de auto-descubrimiento, fase de cuestionamiento, de cambios en el cuerpo y la mente, cambios en el comportamiento y humor.

- Posturas observadas: Enfado, falta de paciencia, imitación de los colegas, lo que es bueno es lo que los compañeros dicen y cuestionan lo que los padres enseñan, dicen o hacen. La mayoría de las cosas que ellos dicen y hacen no está cierto, no saben lo que dicen y todo parece estar equivocado en el hogar y en el mundo.

- Los padres comprenden esa fase, pues ya la han vivenciado e intentan tener paciencia hasta un determinado limite. Cuando necesario aconsejan, corrigen, orientan y hasta mismo prohíben cosas que a su hija le gusta hacer con el objetivo de educar y corregir, con las mejores intenciones, para que la hija perciba que estaba equivocada y tenga la oportunidad de corregir su error y aprender con la experiencia.

- Fase de muchas descubiertas y aprendizaje. Fase de buscar su propia identidad, lo que le gusta, lo que no le gusta, lo que piensa y lo que no piensa. Es una fase delicada, pues podemos concluir que es verdad cosas que no lo son, podemos adquirir algunas adicciones y malas costumbres que muchas veces son más difíciles de corregir en la edad adulta.

- Actuamos muchas veces por impulso, no tenemos control sobre nuestras palabras, sentimientos y acciones. Muchas veces somos exigentes en demasía con nosotros y con los otros y otras veces somos descuidados con nuestras cosas y las cosas ajenas. Tenemos la tendencia de pensar que somos menos que los otros, o que los otros son mejores, que sus cosas son mejores que las nuestras. Que nadie o hasta mismo que nuestra familia no nos quiere. Eso es solo imaginación de nuestra "mente". Muchas veces hacemos lo que los otros hacen solo para sentirnos iguales o ser aceptos en el grupo mismo que no coincidimos con lo que hacen o dicen. Esta es una fase que pasa y debemos hacer con que ella pase de manera menos traumática posible, para no herirnos y no herir a la gente. La manera de no herirnos es aprovechar las experiencias que aparecen, sentir y vivir cada momento, intentar aprender con todo lo que vemos y leemos.

- Es una fase de búsqueda de conocimiento, de evaluación sobre lo que sentimos y pensamos. Es una fase donde debemos cultivar los buenos sentimientos y buenas acciones, rechazar los pensamientos de inferioridad, de revuelta, de maldad, pereza, descuido y placer en hacer cosas incorrectas y hacer mal a las otras personas.

- Estudiar para aprender a desarrollar el raciocinio, para aprender a comportarse en el futuro, cuando tenemos que tomar nuestras decisiones y asumir las consecuencias.

- Aplicar lo que aprendemos durante la adolescencia y juventud. Es una fase donde podemos observar los errores y aciertos de las personas, actuando como telespectadores.

- Tenemos apoyo financiero de nuestra familia para que podamos invertir en nosotros mismos, en nuestro conocimiento sobre la vida, lo que es cierto e incorrecto, preparar un código de comportamiento en las más distintas situaciones conocidas para que no nos quedemos con mala conciencia y tengamos remordimientos por lo que hicimos a los otros o dejamos de hacer.

- Todo pasa en el tiempo cierto y erramos cuando queremos anticipar una fase de la vida sin que estemos preparados para vivenciarla. Es necesario saber distinguir lo que es bueno para ti de lo que no es. Para que eso sea posible, es necesario que pongas en acción su raciocinio, que tengas buenas intenciones y buenos sentimientos intentando hacer bien lo que hemos decidido hacer. Oír la voz de la conciencia, pues ella siempre nos dice a través de un sentimiento o de una sensación, en el momento de actuar, si estamos correctos o no.

- Mucho de lo que aprendemos en esta fase puede definir nuestro futuro. Tras construir un código de acción moral y ética podemos aplicar este código en las situaciones que vendrán y actuar siempre honestamente. No sabemos lo que nos reserva el futuro y debemos estar preparados para todo lo que nos pueda pasar.

- El estudio nos abre puertas en la profesión para que podamos lograr nuestro sustento y de nuestra familia. Mucho de lo que estudiamos y aprendemos en esa fase será útil en el futuro y nos acordaremos más fácilmente. Muchas veces contamos con la herencia que nos será dejada y no invertimos en nosotros mismos. Esta inversión nos hará falta en el futuro. Muchas cosas pueden pasar, incluso la pérdida de la herencia antes mismo que ella nos llegue; además, podemos tener que usar el dinero de la herencia para un tratamiento de salud o tener que ayudar un pariente estimado.

- Si tú tienes todas estas facilidades hoy es porque tus padres te las están ofreciendo con mucho esfuerzo y trabajo, y eso nunca será cobrado de ti. Lo que tus padres quieren es que tú aproveches el máximo de esta situación para aprender, formarse como persona, ser honesta, cumplidora de tus deberes, formar tu carácter, volverse una persona fuerte, que no se abala con nada y si hay cualquier abalo que sea lo más breve y pasajero posible, sin abalar tu rutina, tus tareas, tu buen humor y esperanza por días mejores, siempre! Un beso de quien te quiere mucho. Papá.

El autor es Militante en Santana, São Paulo, Brasil

 

Página anterior

Copyright©2005 Racionalismo Cristiano All Rights Reserved